JANE GOODALL (1934)

Ilustración de Isabel Ruiz Ruiz

“Cada día que vives lo que haces marca la diferencia y tiene un impacto sobre el mundo. Tú decides qué diferencia quieres hacer, qué mundo quieres dejar”

Primatóloga, etnóloga, antropóloga, conservacionista y mensajera de la paz de la ONU.

Nació en Londres en el seno de una familia de clase media. Vivió su infancia y juventud rodeada de animales. Desde niña soñaba con viajar y escribir sobre la fauna africana, inspirada en novelas como El libro de la selva y en personajes como Tarzán y doctor Dolittle.

Con veintitrés años viajó a Kenia, donde trabajó con el eminente antropólogo Louis Leakey. En 1960, fue él quien la envió a Gombe, Tanzania, a estudiar a los chimpancés salvajes que vivían en la zona. Quería viajar sola, pero las autoridades británicas no se lo permitieron, así que se instaló con su madre y un cocinero en una tienda en medio de la selva. Iniciaba así una investigación que debía durar seis meses y que se prolongó más de medio siglo.

Al principio le costó ser aceptada entre los chimpancés pero, poco a poco, fue integrándose en el grupo. Observó que tenían personalidades y caracteres que les hacían únicos, que podían sentir emociones como la alegría y la tristeza. Descubrió que eran capaces de crear instrumentos y servirse de ellos para alimentarse. Hasta esa fecha, se consideraba que el hombre era la única especie capaz de crear y utilizar herramientas. Pudo observar que se alimentaban de otros animales, con lo que demostró que no eran vegetarianos, sino omnívoros.

Sus descubrimientos no fueron bien recibidos entre la comunidad científica. Fue criticada por dar nombres en lugar de números a los chimpancés y atribuirles personalidades. Jane consiguió doctorarse a pesar de no tener estudios científicos universitarios.

Su trabajo constituye una de las investigaciones más largas sobre animales en libertad y ha supuesto una revolución en la comunidad científica.

Trabajó también para incluir mejoras que facilitaran la vida a los chimpancés que viven en cautividad en los zoológicos. Creó dudas éticas sobre el uso de trasplantes de células, tejidos y órganos entre especies próximas, que hicieron que la comunidad médica eliminara estas prácticas. Luchó contra el uso de chimpancés cautivos en investigaciones médicas.

Abandonó su trabajo de campo para convertirse en una activista en favor de los animales y del medio ambiente. Su esfuerzo va encaminado a crear conciencia de nuestra especie y de nuestra forma de vida, invitándonos a llevar una existencia más sostenible.

Jane Goodall es doctora en Etología por la Universidad de Cambridge y doctora honoris causa por más de cuarenta y cinco universidades del mundo. Tiene más de cien premios internacionales, se convirtió en mensajera de la paz de la ONU en 2002 y dama del Imperio Británico en 2004. Está considerada como una de las mujeres científicas de mayor impacto en el siglo XX.