GLORIA FUERTES (1917-1998)

Ilustradora: Isabel Ruiz Ruiz

“A veces mis versos son mejores que yo, pero yo quiero ser mejor que mis versos”

Poeta española, feminista, defensora del medio ambiente y pacifista.

Nació en Madrid, en el barrio de Lavapiés, en el seno de un hogar humilde. Su interés por la literatura comenzó desde muy niña. A los cinco años ya escribía y dibujaba sus propios cuentos. Nunca contó con el apoyo de su familia.

Su madre la matriculó en el Instituto de Formación Profesional de la Mujer donde se graduó en Taquigrafía, Mecanografía, Higiene y Puericultura. Pero ella quería ser escritora así que también se matriculó en Literatura y Gramática. A los catorce años publicó su primer poema: Niñez, juventud, vejez.

Comenzó a trabajar en la fábrica Talleres Metalúrgicos donde compaginaba la contabilidad con la escritura de poemas. En 1935 dio sus primeros recitales de poesía en Radio Madrid y escribió su primer libro de poemas, Isla ignorada.

La Guerra Civil marcó su vida y el carácter pacifista que impregna su obra. Trabajó como secretaria en distintas oficinas, actividad que compaginó con la de redactora en la revista infantil Maravillas, donde publicó semanalmente sus poemas y cuentos.

Estuvo ligada al movimiento poético llamado postismo con el que colaboró escribiendo en revistas como Postismo y Cerbatana.

Organizó la primera biblioteca infantil ambulante, que iba por pequeños pueblos llevando libros a aquellos lugares en los que por falta de recursos no llegaba la literatura.

En 1951 fundó, junto con María Dolores de Pablos y Adelaida Las Santas, el grupo femenino Versos con faldas, con el que durante dos años ofrecieron recitales y lecturas por cafés y bares. Creó junto con Antonio Gala, Julio Mariscal y Rafael Mir la revista Arquero, que dirigió hasta 1954.

Entre 1955 y 1960, estudió biblioteconomía e inglés en el Instituto Internacional de Madrid, donde conoció a la hispanista estadounidense Phyllis Turnbull, con la que mantuvo una relación de quince años. Trabajó como bibliotecaria hasta 1961, año en el que obtuvo la beca Fulbright para impartir clases en la Universidad Bucknell de Estados Unidos. Al regresar a España empezó a dar clases de español en el Instituto Internacional.

En 1973 recibió una beca de la Fundación Juan March que le permitió dedicarse por entero a la literatura.

A mediados de los setenta, comenzó su colaboración con diversos programas infantiles en TVE. Su gran éxito mediático la consagró como poeta de niños y eclipsó su poesía para adultos. A lo largo de su vida, su trabajo fue premiado en multitud de ocasiones lo que la situó entre los grandes autores universales de la literatura infantil.

Su poesía supo llegar al pueblo. En ella mezcló autobiografía y ficción. Trató con ironía cuestiones universales como el amor, el dolor, la soledad, la muerte… con un estilo fresco y sencillo cercano al lenguaje oral, pero cargado de metáforas y juegos poéticos.