ADA LOVELACE (1815-1852)

Ilustración Isabel Ruiz

“La imaginación es la facultad del descubrimiento, preeminentemente. Es lo que penetra en los mundos nunca vistos a nuestro alrededor, los mundos de la ciencia”

Matemática y escritora británica pionera en el campo de la programación y la computación.

Augusta Ada King, condesa de Lovelace, fue la única hija legítima del poeta Lord Byron. Sus padres se separaron un mes después de su nacimiento. Su madre, Lady Byron, gran científica, la educó en las matemáticas y en la música, en un intento de acercarla a su parte más racional y lógica y de alejarla de su parte emocional, o de cualquier rasgo que pudiera recordar a su padre.

Ada se definía a sí misma como científica poeta, además de analítica y metafísica.

Con diecisiete años conoció a Charles Babbage, profesor de matemáticas considerado padre de las computadoras. Su pasión por las matemáticas y la lógica les hizo entablar una relación de profunda amistad. Babbage la llamaría la encantadora de los números”.

Babbage, que había diseñado una máquina de cálculo –la máquina analítica de carácter general–, fue invitado a dar un seminario acerca de su diseño en la Universidad de Turín. La charla fue traducida al francés  por un matemático italiano, Louis Menebrea, y  publicada por la Biblioteca Universal de Ginebra. A Ada se le encargó traducir este escrito al inglés, tarea que completó con unas notas propias que añadió al texto y que acabaron siendo más extensas que el mismo. Se publicaron bajo sus iniciales para ocultar su identidad femenina. Cien años después de su muerte se volvieron a publicar, esta vez con su verdadero nombre. La máquina se consideró como un modelo temprano de ordenador y las notas de Ada como la descripción de su software.

Una de sus notas supone el primer algoritmo capaz de ser ejecutado por un ordenador, motivo por el cual Ada Lovelace se convierte en la primera programadora de la historia. Definió el uso de tarjetas perforadas para programar, describió conceptos como el bucle y la subrutina así como un plan detallado para calcular los números de Bernoulli. También detalló cómo se podían hacer operaciones trigonométricas.

Fue capaz de prever que la capacidad de las computadoras podría ir más allá de los cálculos numéricos.

El día 15 de octubre se celebra el Día de Ada Lovelace, un evento anual cuyo objetivo es reconocer el trabajo, los logros y éxitos de las mujeres en la ciencia, las matemáticas y la tecnología.